Kaiservilla en Bad Ischl, el palacio donde Francisco José I se enamoró de Sissí

El casamiento no ilusionó a la emperatriz, pero encontró en la Villa un lugar de retiro feliz.

Corría el año 1853 cuando la vida de Isabel de Baviera (Sissí) dio un vuelco inesperado para ella. Fue a la Kaiservilla en Bad Ischl, del Austria imperial, junto con su madre, la princesa Ludovica, y su hermana, Elena de Baviera, para pasar el verano con su tía y su primo, el emperador Francisco José. Con 16 años de vida, casarse no entraba en sus planes, y menos aún convertirse en emperatriz. Había vivido rodeada de naturaleza y con una libertad sin precedentes, sin ningún tipo de educación cortesana. Su primo, de 23 años, cayó prendido en cuanto la vio, pues la última vez que estuvieron juntos ella era todavía una niña. Pese a los esfuerzos de su madre, Francisco José no quiso renunciar a ella, a la que consideraba de una belleza excepcional. En abril del año siguiente se casaron. Una boda conservadora que sumió a la libertaria Sissí en una profunda tristeza.

Seguir leyendo “Kaiservilla en Bad Ischl, el palacio donde Francisco José I se enamoró de Sissí”