PUERTO RICO, una isla entre dos almas

Tiene carácter estadounidense, pero cálido corazón latino. Negocia en inglés, pero ríe y llora en español. La antigua Borinquén es un paraíso caribeño bañado por el sol, con exuberantes rincones naturales, bellas ciudades coloniales por donde asoma la historia y una pasión por la música que deja traslucir toda una mescolanza de culturas.

Estamos ready para bailar ??? Miren que aquí hasta los domingos se hanguea…”. Es así, con esta bienvenida bien cargada de guasa, como el alma siente que ha llegado a Puerto Rico. Se sabe de pronto, tal vez por la capacidad innata de los boricuas para apelar al disfrute de la vida o porque a la dicción la cargan tanto de musicalidad como a la piña colada de ron. Pero ante todo se percibe por la gracia con la que resuena ese híbrido entre dos lenguas que en cualquier otro lugar del mundo podría parecer desconcertante. En esta isla acunada por el Caribe resulta de lo más natural. Como si el spanglish, lejos de tratarse (como muchos proclaman) de un atentado académico, fuera más bien todo un romance idiomático.

 

Continua leyendo: https://viajar.elperiodico.com/destinos/puerto-rico-isla-almas-97770339

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *