El Templo de Japón donde la Felicidad brilla como un Gran Sol

El esplendor del templo Todaiji y los simpáticos ciervos del parque de Nara convierten este destino en un imprescindible de la región japonesa de Kansai.

La felicidad en Japón se encuentra entre los dulces cervatillos. Unos mil doscientos ciervos sika, en concreto. Son los que corretean entre turistas despreocupadamente por el inmenso parque de Nara, en el corazón de la región de Kansai. El parque es un espacio de elegancia natural y de riqueza patrimonial. Resulta que los templos y santuarios de Nara son mucho más antiguos y más singulares que los de Kioto.

FELICIDAD ENTRE CIERVOS

Uno de los templos más destacados es el maravilloso templo Todaiji, fundado durante el periodo Nara (710-784), cuando Nara era la capital de Japón. Aunque ha sido reconstruido desde entonces hasta en dos ocasiones por haberse incendiado, por lo que se calcula que hoy en día es un 33% más pequeño que el original, ha sido durante mucho tiempo una de las mayores estructuras de madera construidas en el mundo.

Pero ahí no queda su mayor singularidad: el templo es un monumento que celebra la gloria del budismo y la unidad nacional y que guarda en su interior uno de los mayores deseos de felicidad para la humanidad, encarnado en la estatua de un buda.

Continue leyendo: https://viajes.nationalgeographic.com.es/ubicacion-exacta/templo-japon-donde-felicidad-brilla-como-gran-sol_20729