Final de un ciclo, nacimiento de un Estado, Delta Amacuro. Alfa y Omega, principio y fin, confluencia de dos grandes, el Río Orinoco y el Océano Atlántico, el Delta del Orinoco representa la frontera entre la cultura indígena y la europea.

Testigo mudo de la llegada de Cristóbal Colón a tierras venezolanas, las cuales describió en sentido justo: "Creo que allí es el Paraíso Terrenal...", puerta de entrada de numerosos y ávidos buscadores de fortuna, en donde existía un campo fértil para las fantasiosas y sorprendidas mentes europeas, quienes quedaron abismadas por el avasallante espectáculo del Nuevo Mundo.

Naturaleza sostenida por el agua, creación permanente, sedimentación que se extiende hacia el Océano de forma lenta y constante, fuente abundante de vigor, el Delta del Orinoco es un acceso, inexplorado, de casi tres mil kilómetros de esencia autóctona al mundo exterior, a ultramar, en un ciclo sublime como la vida misma. Dos colosos en pugna constante, en la cual el único vencedor es el privilegiado espectador que tenga la dicha de conocer al Estado Delta Amacuro.

El Delta del Orinoco propiamente es un intrincado y vasto laberinto de ríos, que llevan las aguas del Río Orinoco al Océano Atlántico y que se entrelazan dentro de una Selva Tropical. El Delta del Orinoco (la tierra que ahora se conoce como el Estado Delta Amacuro) que ha transformado al poderoso Río, en el transcurrir de los años, ha llevado millones de toneladas de depósito al océano. Solo en el último siglo, unos 1.000 km2 han sido agregados al delta, que se continúa extendiendo al Océano Atlántico a una tasa de 40 Mts. por año en los 360 Km de costa.

El Orinoco se divide en, aproximadamente, 60 caños y 40 ríos que atraviesan 41.000 km2 de islas selváticas, pantanos y lagunas.

El Delta está dividido en las regiones superior e inferior, Oeste y Este del Caño Macareo respectivamente. Esta división es la consecuencia del programa de control de inundaciones iniciado en los años 60, donde se construyó un dique en el Caño Mánamo, reduciendo las inundaciones en el norte y haciendo la tierra más adecuada para la cría de ganado vacuno. Sin embargo, la región presentó una serie de efectos secundarios. Los niveles reducidos de agua ocasionaron una región de mareas y ahora los niveles de agua suben y bajan de 1 a 2 metros diarios. En la época de sequía, el agua salada sube más por los causales, lo cual ha tenido un efecto significativo en la flora y fauna del área y ha obligado a los Waraos (Etnia Indígena), que residían en la zona, a reubicarse buscando fuentes de agua fresca. El Delta inferior, aún bajo la influencia del Orinoco, está sujeto a inundaciones durante la época de sequía, cuando los niveles de agua pueden variar hasta 15 metros . Desde 1991 el parque Nacional Mariusa protege 331.000 Ha . que corresponden al Delta superior.

Una gran variedad de hábitats ha surgido dentro del Delta, tanto terrestres como marinos. Selvas tropicales mixtas, donde predominan inmensas palmeras que prevalecen sobre gran parte de tierra firme, con una gran variedad de flora incluyendo Arboles frutales, Orquideas, Bromelias y Helechos; los últimos proliferan en el aire húmedo del túnel formado por el espeso follaje. Los pantanos y las ciénagas están colmados de plantas acuáticas y los estuarios que van hacia al océano están cubiertos de Manglares. A través de todo el Delta, los caños mismos tienen formas totalmente diversas, los anchos canales se convierten en pequeños riachuelos, lagunas y piscinas aisladas. Algunos llenos de sedimentos, son marrones. Otros negros por el efecto de los ácidos tánicos. Muchos están cubiertos de enormes prados flotantes de Bora (Lirio acuático) y Gramas, que son arrastradas lentamente por la corriente.

Basta decir que la vida animal del Delta también es extremadamente variada y rica. Jaguares, Pumas, Ocelotes, Monos capuchinos y chilladores, Capybaras, Acutíes, Nutrias, Manatíes y Delfines son solo algunas de las innumerables especies de mamíferos que pueden ser observados en su hábitat natural. Entre la extensa población de Aves están Pericos, Guacamayas, Tucanes, Caciques, Cormoranes, Garzas, Halcones, Aguilas y policromáticos Colibríes. También hay una gran cantidad de Anfibios, Reptiles y Peces, incluyendo Anacondas, Boas, Víboras, Fer-de-lance (“Hierro de Lanza”, una de las Serpientes más peligrosas del mundo), Serpientes Coral, Iguanas, Caimanes, Tortugas, Pirañas, Mantarrayas y Bagres.

Es oportuno informarles que para llegar a los caños y jungla del Orinoco necesariamente deben trasladarse los pasajeros en bote, ya que no existe ninguna otra forma de llegar hasta allá. Y que todas las excursiones al Delta del Orinoco empiezan en Tucupita, capital del Estado Delta Amacuro, o en el Puerto de la Boca de Uracoa, en el Estado Monagas que tiene sus límites con el Delta.

Ir al Principio