Pocos lugares del mundo mantienen su calidad como Reserva de Biosfera, además de tener una naturaleza tan exótica y variada que al querer describirla es inevitable que acuda a nuestra mente la palabra magia, y es que la Amazonía, es eso ... mágica y auténtica fuente de vida.

Territorio donde la creación llegó a un punto cumbre de perfección en generosa fuente de opulencia tanto material como espiritual, comunión de materia y alma, el hombre y su esencia, esto y más es el Estado Amazonas Venezolano.

Amazonas posee una enorme variedad de escenarios de embrujador impacto visual y singular atracción, es un espacio en el cual el tiempo parece haberse detenido, ofreciendole, para el deleite de sus sentidos, todo un generoso reservorio de exuberante riqueza, belleza y... vida!

Es el segundo Estado en extensión territorial de la República Bolivariana de Venezuela, y cuenta con la menor densidad poblacional y el mayor índice de habitantes autóctonos (o indígenas), este Estado exhibe una diversidad étnica y cultural milenaria, que debe ser conservada como patrimonio de Venezuela y de la humanidad.

A pesar de poseer una gran variedad y cantidad de productos forestales de incalculable valor comercial y recursos minerales de cuantía aún no completamente identificados, esta región debe mantenerse protegida de los embates depredadores del voraz apetito de un "desarrollo" despiadado. El Amazonas venezolano debe a toda costa mantener su condición de pulmón vegetal, de rincón donde se conjuga la magia y el misterio en eterna alianza.

Visitar esta región conlleva una actitud sensible y humana para disfrutar de las maravillas de la región. Conservarla y cuidarla hará que permanezca intacta para el disfrute de generaciones venideras y fundamentalmente de los pobladores indígenas, verdaderos dueños de esta tierra prodigiosa.

Nuestra invitación es a que la conozca y compruebe, porqué nunca más, la podrá sacar de su mente !!!

 

Ir al Principio